Make your own free website on Tripod.com

Efraín Gutiérrez Zambrano @efraguza

Poemas, reflexiones y otras palabras.

HOME | Tema del día | Club de Lectores Caza de libros | Escuela de padres y madres | Defendamos la naturaleza | DOCUMENTOS HISTORICOS | Poesía | PARA PENSAR | PEDAGOGÍA | ESTÉTICA | ÉTICA | TEODICEA | MITOS | FILOSOFÍA | SENTENCIAS | About Me | Favorite Links | CONTÁCTEME | DE MIS LIBROS

nuevo-1.jpg

Solipsismo
 
Cuando llega la noche...
¿no sé qué decirte?

A veces tengo para ti un par de palabras
Mas tus intermitentes silencios
Me dejan cuál témpano
Que sale del infierno.

A veces me quedo sin pronunciar tu nombre
Y entonces tus palabras cual fardos
Me apabullan hasta dejarme sin aire
Y se ahogan mis deseos en solipsismos eternos.

A veces sin silencios ni palabras
Me doy vueltas en la cama
Y me siento como escarabajo que cae
A los abismos del eco.

Aquí encontrará textos de mis libros publicados y algunos de los próximos que se publicarán.  
 
 


Nos amamos aquí
aquí nos amamos
bajo el temblor de los almendros
Tú vertiste salvaje luz ecuatorial
Tú rompiste disfraces y máscaras
de tal modo que nos tocamos uno al otro
Tú incubaste áloe para curar mi herida.


Tú pezones púrpura uva calipedia
playas de caléndula y lágrima
ríos cerebro pasionales elíseos
doñegal drogado almíbar Tú.


Tú horadaste nudos y túneles
para alcanzar mis rayos
ahogo grises y nimbos
por amarnos aquí
y soldar juntos los fragmentos esquirlas
-que dejó tu partida-
de lo que fuera mío sólo corazón.

De Molinos de Fuego.

 

SALMO III

Oh Dios,
enséñanos
que en lo efímero de un día
nadie tiene el derecho de acrecentar la fatiga.
Recuérdanos tu verdad,
ilumínanos con tu luz,
señálanos el camino.

Bendice a quienes nacimos
bajo la sombra de una cruz
de estulticias y egoísmos.

Bendice al azadón
que cree en la bondad de las lluvias,

a la red que se sumerge
en la mirada del agua,
a las huellas que dejan los nuevos argonautas,
al yunque que ennoblece,
a golpes,
la tosquedad del hierro,
al trigo sonriente
entre las fauces del horno,
a la ternura hecha tiza
por la inocencia de los párvulos,
al violín solitario entre la gravedad
de las campanas.
Cambia, oh Dios,
los mapas del desvarío
y atrapa al cernícalo
que lleva en su pico
la corona de la paz.

De Molinos de Fuego

 

 

¡Para que aumentes tu autoestima!

Valórate a ti mismo. Tú tienes un cúmulo de cualidades físicas,intelectuales, morales y artísticas que probablemente desconozcas por no valorarlas. Mucha gente no hace nada porque es mayor el tiempo que emplea en
criticar a los demás que en mejorarse a sí misma. Otros despilfarran el tiempo en lamentaciones inútiles.

Un gerente hizo conocer a sus empleados cuan importantes son a través del siguiente memorando:

"Ustxd xs una pxrsona clavx"

Aunqux xl modxlo dx mi máquina dx xscribir xs vixjo, funciona muy bixn, xxcepto una sola txcla. Ustxd pxnsaría qux con todas las otras txclas funcionando adxcuadamxntx, no sx notaría qux sólo una txcla no funciona; pxro, una sola txcla fuxra dx sxrvicio, como ustxd lo notará, arruina xl xsfuxrzo de todas las dxmás.

Ustxd puxdx dxcirsx a sí mismo: "Buxno, sólo soy una pxrsona más xntrx tantas. Nadix notará si no doy lo mejor dx mí". Pxro si hacx la difxrxncia, concluirá:
Para qux una xmprxsa, una organización, un puxblo progrxsx, sx dxsarrollx xn forma xfxctiva, nxcxsita dx la participación dx todos y cada uno con sus aportxs
gxnxrosos y a su mxjor capacidad.

Así qux la próxima vxz qux ustxd crxa qux no xs una pxrsona importantx, rxcuxrdx mi vixja máquina dx xscribir. Ustxd xs una pxrsona clavx.

 

 Primavera

 

¿Dónde están los que levantan trincheras

para evadir el miedo?

 ¿Dónde viven los nuevos alquimistas

que hacen del oro de los sueños sus ojivas?

 ¿Dónde duermen los pájaros enmudecidos

por el terror del crepúsculo? 

¿Dónde están las flautas

que aprietan como espigas los silencios de las almas rotas?

 ¿Dónde están los albañiles

que levantan con miedo las murallas?

¿Dónde se hallan las mujeres

que hacen del llanto estéril su oración?

 ¿Dónde está ese bosque

donde las hojas caen en plena primavera?

 

Elegía

 

Si esta noche de fragor inútil

se derrumba...

La mujer  sin velos

lucirá las gotas de rocío

de un nuevo amanecer.

 

Pero si caigo

en la esterilidad del combate...

En este bosque de piedra

el agua tejerá

invisibles tatuajes

sobre el silicio de su piel.

 

Babel

 

Raíces calcinadas

aún abrasan la memoria:

Ígneos triángulos y conos

de irracionales bípedos

trazan el camino pétreo

que lleva hasta Plutón.

 

Lamentaciones dispuestas

en circulares barricadas

detienen el avance de los sueños.

 

El aire trae un estertor

de vanas plegarias.

La mítica Babel

retorna a la ventana del tiempo:

Las palabras caen al compás

de los gritos y las lágrimas

mientras en las montañas

y los valles

los ofidios buscan estrategias

para borrar del mapa la ilusión.

 

 Ontología

Regresa en el viven de las palabras

a la torre

donde escuchabas el eco de mi voz:

¡Alegría, alegría!

¡Qué pretensión tan vanidosa la tuya

de querer evitar que mis manos

sobre tu piel

se hicieran lluvia!

¡Qué presunción tan humana

separar del instinto la razón!

¡Qué desolación más grande:

admirar el cuerpo

sin contemplar el alma.!

 

Profecía

 

No sigas creyendo que el día te espera.

 Sólo sombras nos trae el crepúsculo.

Es una hora sin tiempo,

sin luz y sin razón.

 

Sueño de eternidad

para quien cae.

Incertidumbre

para quien vigila.

 

Desteñido el horizonte

el camino carece de sentido.

Ante la ausencia de colores

el rocío como mi sudario acaricia las flores,

el canto del gallo rompe

la rasante de la espera

mas aun guardo la sonrisa de los niños

que despierta en la memoria

la luz de un nuevo sol.

 

 

Y recuerda... a donde vayas lleva tu felicidad para que siempre la encuentres. Ya verás cómo cambia tu vida cuando piensas de manera diferente.

Algunas personas, COMO TÚ,
se convierten en amigos y
permanecen por un tiempo...
dejando huellas hermosas
en nuestros corazones...

Ayer es historia.
Mañana un misterio.
Hoy es un regalo...
¡Es el presente que Dios te da para que lo disfrutes en el servicio a tus hermanos!

Creo que esta vida es especial...vívela y saborea cada momento... Por ahora piensa en

MEJORAR

El día en que cada ser humano se encargue del cuidado de un árbol y enseñe este arte a sus hijos;
el día en que cada familia se comprometa en la protección de una especie;
el día en que cada gobierno busque con afán mejorar la calidad de vida de los ciudadanos;
el día en que se valore más la vida que la industria de la guerra;
el día en que cada uno de nosotros tenga el firme deseo de ser mejor para servir a sus hermanos...
¡La tierra será un paraíso y de nuevo el hombre amará la naturaleza, y entenderá el lenguaje del silencio en el que habla Dios!

Esta es una página de uno mis libros: Secretos de los Triunfadores

 

EL TIEMPO ES ORO

Los hombres inventaron el reloj. Querían encarcelar al tiempo. Los minutos,las horas y los días cobraron su venganza y en seres efímeros los convirtieron.
Con la muerte los hombres pagaron su osadía. Dicen que el tiempo es oro, pero pocos lo venden por el valor que se merece. El tiempo no es mina inagotable e inaplazable es el castigo para quien lo despilfarra. Los días ruedan hacia el mar de la eternidad. Quienes derrochan sus racimos de segundos caminan hacia la noche de la angustia. Presas serán de la desesperación al final de sus días.
Como Moisés, las tablas de las leyes del tiempo te daré:

Primera: Si piensas y planeas cuanto vas a realizar, pronto verás tu obra terminada.

Segunda: Evita el desorden. Este es padre del caos y el caos arruina y enceguece.

Tercera: Realiza lo importante y a su lado se pondrá lo secundario en marcha.

Cuarta: Concéntrate en tu idea y transformarás en horas de provecho los segundos.
Quinta: No temas decir NO que es palabra corta y evita salirnos del camino ya trazado.

Sexta: Preocúpate por hacer las cosas bien, que al fin de cuentas, Dios en tu nombre realizará la perfección.

Séptima: Rodéate de personas eficientes y leales, delega en ellas responsablemente tus funciones. Así el tiempo será tuyo y lo podrás disfrutar.

Octava: Toma tu descanso. Tu mente recobrará las energías y una idea nueva y evidente tendrás ante tus ojos. Quien descansa en su labor produce mucho más que aquel que por ella se deja esclavizar.

Novena: Distribuye tu tiempo. Es la única forma de vivirlo a plenitud.

Décima: No olvides que en todo tiempo es preciso Amar, Trabajar, Disfrutar y Leer.

Si sigues las diez normas tuya será la tierra prometida. Un nuevo Edén será tu hogar y a la muerte habrás vencido. Quien sabe aprovechar el tiempo va camino a la inmortalidad.

De Secretos se los Triunfadores

En Reflexiones para un buen día escribí en la número 75:

SOLEDAD

¿Recuerdas que muchos llaman a Cándido, el solitario? Quienes así lo juzgan están equivocados. El es amigo de compartir lo poco que posee y sus pupilas brillan de alegría cuando alguien lo escucha con atención. Es hermoso compartir, pero es maravilloso saber que alguien lo escucha a uno, me dijo un día.
Hoy deseo compartir contigo lo que anoche me enseñó mientras compartíamos un tinto.

Los hombres comenzó diciendo Cándido no saben saborear la
soledad. No saben estar solos. Siempre buscan un lacayo del vicio por compañero. Unos cortejan el alcohol. Otros, las drogas o el sexo. Sus vidas terminan entre el lodo. Después se justifican acusando a otros. Y quien justifica su error, en él pretende mantenerse.
La buena mesa es apetecible, pero el mucho comer produce indigestión. La soledad es buena para el hombre a fin de que se encuentre a sí mismo. Si el hombre no se reconoce no podrá vivir en paz consigo mismo ni con los demás.
Pero si se empeña en permanecer sólo, la soledad se marcha para que se adueñe de él la desesperación. Nadie puede triunfar en la soledad. Estar solo significa aprender a escuchar la voz de la conciencia, y obrar conforme a ella. Es apagar por un momento la radio, el televisor, para aprender la bella sinfonía del silencio. Es aceptar que somos imperfectos, pero que tenemos el deber de seguir
el camino de la perfección.

Para mantener buenas relaciones con los demás hombres es mejor respetarlos que criticarlos. De lo contrario ellos nos condenarán a la soledad, y la soledad como castigo es uno de los peores. La humanidad es como una gran cadena donde cada hombre es un eslabón. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles, pero unidos somos maravillosos. También es posible que el hombre piense en la soledad. Es más: las grandes ideas han sido el fruto de la reflexión
de un solo hombre. Pero es imposible que el hombre que piensa no comunique sus ideas mediante cualquier medio.

Las Estaciones, La Maja Desnuda, El Quijote, El Coloso de Rodas son testimonios que expresan que el individuo cuyo juicio es recto y justo, enriquece a la humanidad con sus ideas y sus obras.

MI IDEAL ES FIRME Y MI FE SEGURA

"Los soñadores son los conquistadores del mundo". Allen James.

Allí veo la estrella y la haré mi propiedad. En los cielos escribiré mi nombre. Mi ideal es firme y mi fe segura. Solamente los cobardes se atemorizan antela grandeza. No desprecio lo pequeño, pero tampoco me asusta lo grande. Sé que puestos en el fiel de la balanza son mayores mis defectos que mis cualidades. Basta que yo lo desee vehementemente y a la muerte de cada defecto nace en mí una nueva cualidad. Soy yo quien hago mi destino. Seré también aquel que ciña sobre mi cabeza la corona de laurel a la cual tenga derecho por mi trabajo tenaz. Mis enemigos no me pueden confundir porque el ideal es la fuerza que me guía. Tengo confianza en mí mismo. Esta es la fuerza que me impulsa. Creo firmemente en que lo haré real porque brotó de mi ser. Si soy tímido hablaré sin vacilación; si, ciego, lo veré todo con mi fe. Quien carece de ideal es una veleta; quien lo tiene y se esfuerza va por camino seguro hacia el éxito.

De Secretos de los Triunfadores

***************** 

Al despertar, saluda a tu Creador con una sonrisa;
al salir de la casa, desea a tus semejantes la
abundancia de la paz;
al comenzar el trabajo, no olvides que la mejor
herramienta es la alegría;
al declinar el día, no dejes que el abatimiento te
sumerja en las tinieblas;
al llegar la noche, brilla sin pretender opacar a la
luna y sus estrellas.

*********** 

No debemos obsesionarnos con el fracaso sino con el afán de superarnos día a día. Nuestra preocupación debe ser la victoria, no el temor a fracasar. Pequeños esfuerzos en forma continua fortalecen nuestra voluntad. Adquiramos
el hábito de triunfar.

Manten la serenidad. La ira y las preocupaciones disminuyen la claridad de los conceptos. Los problemas deben ser analizados detenidamente para resolverlos en el estricto orden de importancia que merezcan. Así nos podremos dar cuenta de que un 90% de nuestros temores son infundados.

Concéntrate y aprende de esta historia:

Un guerrero, un samurai, fue a ver al Maestro Zen Hakuin y le preguntó:
¿Existe el infierno? ¿Existe el cielo? ¿Dónde están las puertas que llevan a ellos? ¿Por dónde puedo entrar?
Era un guerrero simple. Los guerreros siempre son simples, sin nobles ideales en sus mentes, sin nada que les permita volar hacia las alturas. Sólo conocen dos cosas: el dolor y la muerte. El no había venido a aprender ninguna doctrina; sólo quería saber dónde estaban las puertas, para poder evitar el infierno y entrar en el cielo. Hakuin le respondió de una manera que sólo un guerrero podía haber entendido.
¿Quién eres?, preguntó Hakuin.
Soy un samurai, respondió el guerrero, hasta el emperador me respeta.
Hakuin rió y contestó: ¿Un samurai?, Tú sólo pareces un mendigo.
El orgullo del samurai se sintió herido y olvidó para que había ido a visitar al Maestro. Sacó su espada y ya estaba a punto de matar a Hakuin cuando éste dijo:
Esta es la puerta del infierno. Tu espada, tu ira, tu egoísmo, te abren la puerta.
Inmediatamente el samurai entendió. Puso de nuevo la espada en su cinto y Hakuin dijo:
Ahora acabas de abir las puertas del cielo. En un instante se puede ir del cielo al infierno o del infierno al cielo.

REFLEXIONA


Los hombres que influyeron decisivamente en la historia, son aquellos que no esperaron que el mundo cambiara, sino que ellos decidieron cambiarlo. Ellos comprendieron que el éxito depende de mucha imaginación, comprobada
valentía y una ética que los distinguió
como hombres íntegros.